Nuestra Historia

"Después de graduarme de la licenciatura en Relaciones Internacionales y un diplomado en comercio internacional, pasé muchos años trabajando en el mundo real como consultor en comercio internacional de un banco.

Posteriormente, fui jefe de exportaciones e importaciones para una compañía manufacturera y por último, consultor de mercadotecnia para una firma norteamericana. 

Un día, me di cuenta de que si bien mi trabajo tenía un impacto positivo en mi vida, mi corazón no se hallaba satisfecho. 

 

Tanto mi curiosidad como mi gusto por la vagancia, me llevaron a dejar los trajes y el portafolio para seguir mi sueño de viajar por Europa durante unos meses, el cual terminó en un paseíto de diez años montado en una bicicleta que me mostró, un ápice de cómo es la vida en cuatro diferentes continentes.

Hice todo aquello que fue necesario para mantenerme rodando en mi sueño-burbuja. Trabajé como instructor de inglés en Madrid, campesino en Sicilia, masajista, mensajero y mecánico de bicicletas en Alemania, constructor de cabañas en Egipto, vendedor de tarjetas postales en Siria, voluntario en Bulgaria y Nepal, pintor de cuadros en Holanda, decorador en Malasia, ayudante de albañil en Australia, constructor de chalés en Francia, vendedor ambulante en Japón y mil-usos en Suiza.

A finales del 2011 inicié Moradas Verdes, combinando proyectos privados con proyectos en comunidades rurales de bajos recursos, motivado por el deseo de algún día poder dirigir proyectos completamente enfocados en el desarrollo social. Afanado en la difusión de la técnica, he capacitado a un poco más de una centena de personas interesadas en el auto-empoderamiento.

 
Sumamente agradecido con la vida, no solo por las oportunidades que se me han presentado sino también por los amigos quienes desperdigados por el mundo han tocado mi vida en distintas y hermosas maneras convirtiéndose en la sonrisa que llevo en mis ojos, busco ahora, junto a un equipo de trabajo, que Moradas Verdes pueda seguir rodando por el campo mexicano y hacer de nuestra labor, llena de significado y propósito, una trascendente realidad".  

- Cato.